miércoles, 14 de julio de 2010

El celo en la perra

¡Hola a todos!
Hace unos días nos llamó la dueña de Sookie. A su perrita le había llegado su primer celo, vamos, que ya era toda una ¿mujer?. La pubertad... ¡qué tiempos aquellos!.
Así que voy a explicaros qué es el celo de las perras. Lo primero, deciros que el sangrado en las perras es distinto del sangrado de las mujeres durante la menstruación. El sangrado en las perras tiene lugar antes de que el útero se prepare para la gestación. Proviene del útero, la vagina y la vulva y se origina porque, por efecto de los estrógenos, la mucosa de estos órganos retiene líquidos, se inflama y libera una secreción abundante en glóbulos rojos, por eso tiene color sanguinolento.
En realidad, lo que conocemos como celo consta de dos fases. La primera es el proestro. Puede durar de tres a veinte días, pero lo normal es que no pase de los diez días. Durante esta fase, la vulva (los genitales externos de la perra) aumenta bastante de tamaño, da la sensación de estar hinchada y se produce esa secreción sanguinolenta. En ese líquido se liberan feromonas (ya estamos con otro palabro). Las feromonas son substancias químicas que sólo detectan los miembros de la misma especie (en este caso, los perros). En esa secreción del proestro hay feromonas que tienen efecto sobre los machos. Los atraen. (Vamos, para entendernos, que a los perros nos ponen a cien). Pero también las hay que influyen sobre otras hembras que convivan con esa perra, estimulando que aparezca la pubertad en perras prepúberes y sincronizando los celos entre perras adultas. La perra durante el proestro también orina con frecuencia, poca cantidad de cada vez, como si fuera un macho marcando el territorio. Esto es para ir liberando las feromonas por todas partes y atraer a los perros. Muchas veces provocan al macho, lo incitan a jugar con ellas, pero cuando él hace ademán de montarlas, no le dejan e incluso pueden gruñirle o intentar morderlo. (Eso es que todavía no están en el momento óptimo para la monta).
Eso viene después, en la segunda fase del celo, el estro. Durante el estro, que aproximadamente dura lo mismo que el proestro, se produce la ovulación y la perra acepta al macho. Agacha un poco el cuerpo, aparta la cola, y se produce la cópula. En general, la hemorragia vaginal va disminuyendo a medida que se produce la progresión de proestro a estro. Por eso, no siempre es cierto como cree mucha gente, que mientras la perra sangre no puede quedarse preñada. Así que, ¡cuidado si no queréis un embarazo no deseado!.
Así que ya sabéis cómo es el celo de las perras. Ahora intentaré resolver algunas dudas frecuentes que planteáis en la consulta.
¿A que edad le va a venir el celo a mi perrita?: a ver, a ver..., a Sookie le ha venido a los siete meses. No hay una edad a la que le venga el celo a todas las perras. Está muy relacionado con el desarrollo corporal. El primer celo tiene lugar cuando el desarrollo corporal ha llegado aproximadamente al 90% del tamaño adulto. Por eso, como las razas pequeñas se desarrollan antes, la pubertad suele aparecer antes en ellas. Como muy pronto, a los 6 meses y como muy tarde..., pues eso es más difícil de saber. Hay perras en las que la pubertad es muy tardía y en realidad no tiene porqué suponer un problema. Incluso, algunas, tienen lo que se llama celo silencioso. Se trata de un celo en el que no hay síntomas externos o, si los hay, son muy sutiles y el propietario no los percibe.
Otra alteración que puede ocurrir tras el primer celo es el denominado estro cortado. Se trata de un celo que dura algunos días, desaparece y vuelve a presentarse al cabo de unos días o semanas. Puede repetirse varias veces hasta que se completa un ciclo ovárico.
¿Cada cuánto tiempo tendrá el celo mi perra?. El intervalo entre celos habitual es de unos seis o siete meses. De todas formas, hay muchas variaciones y se considera dentro de la normalidad que los celos aparezcan entre cada cuatro y cada doce meses. Sin embargo, cada perra suele ser bastante regular. Eso sí, a medida que el animal envejece, este intervalo puede ir aumentando sin llegar a desaparecer el celo (las perras no tienen menopausia). Es interesante anotar en cada celo la fecha de inicio y de cese del sangrado, de tal forma que si en un momento dado se produce algún cambio consecuencia de alguna enfermedad, podáis detectarlo de inmediato.
¿Es cierto que las perras tienen el celo en primavera y en otoño?. En realidad, no. Las perras pueden tener el celo en cualquier época del año, aunque parece haber unos pequeños picos al final del invierno e inicio de la primavera y en otoño.
¿A qué edad puedo cruzar a mi perrita?. La edad ideal para tener crías está entre los dos y los seis años y nunca antes del segundo o tercer celo.
Un saludo.
Trasto

3 comentarios:

  1. La siguiente pregunta sería ¿debo cruzar a mi perra/o (gata/o)? Y la respuesta: si de verdad te consideras amante de los animales y les quieres ayudar no críes y esteriliza. Es salud y bienestar para tu animal y tranquilidad para ti.
    Antes de dar una camada a tus animales o animar a alguien a que lo haga, visita refugios de protectoras y recapacita...

    ResponderEliminar
  2. si tiene un celo silencioso puede montarla el macho sin darnos cuenta,los atre igualmente a los machos,me gustaria saberlo gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Un celo silencioso es aquel en el que no hay evidencias externas de que la perra está en celo, pero sí se produce liberación de feromonas que atraen a los machos y puede haber monta y gestación.

      Eliminar